Los niños tendrán las mejores vacaciones de sus vidas en De Zandkreek. Sus actividades al aire libre comienzan aquí mismo, a la orilla del lago. Los más pequeños pueden jugar en la piscina infantil, que no es de agua caliente, mientras los padres o abuelos los vigilan.  Una balsa sirve de área de juegos, genial para los niños más mayores que sepan nadar bien.